911274463 / 647633854 javierpedraz@aedv.es
recuperar-el-cabello

RECUPERAR EL CABELLO ES POSIBLE MEDIANTE INJERTOS CAPILARES

Por fin, en el siglo XXI es posible retrasar la caída de pelo y además mejorar su aspecto. Gracias a los nuevos avances, se puede evitar que se pierda más o que la pérdida sea más lenta.

El trasplante de pelo es el método más eficaz para recuperar el pelo perdido, objetivo que en muchas ocasiones no se consigue con el resto de métodos.

El dermatólogo es, sin duda, el mejor especialista para establecer la indicación de implante o trasplante de pelo. La indicación principal del implante de pelo es cuando queremos aumentar la densidad del pelo en determinadas zonas, habitualmente en cuero cabelludo, aunque también en cejas, región de la barba, etc…

El injerto capilar es un procedimiento quirúrgico realizado con anestesia local y sedación, que implica pequeños riesgos como sangrado o infección superficiales. Uno de los principales logros de los últimos años en implante capilar ha sido lograr una apariencia natural, como así se ha conseguido con la técnica de implante de unidades foliculares. Existen dos técnicas de implante capilar:

  • Extracción de una tira de piel con pelo de la zona posterior de la cabeza, que luego es dividida en unidades foliculares que son posteriormente implantadas en las zonas deseadas. Deja una cicatriz lineal prácticamente imperceptible.
  • Método FUE: Se extraen directamente los folículos uno a uno de la región occipital, dejando múltiples pequeñas cicatrices.

Pero, si no deseamos cirugía, también existen diversos medicamentos o técnicas que consiguen en mayor o menor medida estimular el crecimiento del pelo y / o evitar que se caiga.

En cuanto a medicamentos, los más utilizados sin duda son minoxidil (líquido para aplicación en el cuero cabelludo) y finasteride (pastillas de indicación preferente en hombres, aunque también en mujeres). El objetivo básico de estos dos medicamentos es evitar la caída del cabello y mantener el pelo que ya tenemos, algo que se consigue con cierta facilidad si uno es constante en los tratamientos.

Otro tipo de tratamientos son los complejos vitamínicos, habitualmente muy utilizados y cuyo objetivo es aumentar la densidad del cuero cabelludo. Este mismo objetivo lo persiguen en muchas ocasiones los champúes o lociones, con mayor o menor éxito.

Técnicas como el láser basan su eficacia en el aumento del flujo sanguíneo al cuero cabelludo permitiendo un mayor crecimiento del mismo. Y otras técnicas como la mesoterapia y el plasma administran a su cuero cabelludo las vitaminas que le faltan para mejorar su aspecto y que el pelo sea más fuerte.

Por lo tanto, si desea tener un pelo más saludable o evitar la calvicie, no lo dude y consulte a su dermatólogo.

Doctor Javier Pedraz Muñoz
Especialista en Dermatología, Medicina Estética y Transplante Capilar

Autor Info

Dr. Pedraz