peeling-facial

Los peelings químicos son actos realizados por un médico especialista en el que se aplican sustancias químicas de origen natural en la piel (cara, escote, cuello, dorso de manos). Con ello se consigue una eliminación controlada de las capas más superficiales de la misma, formándose una piel renovada. Esta piel es más lisa, tiene mejor textura, elasticidad y flexibilidad.

Con esta técnica se puede conseguir de forma prácticamente indolora, sin anestesia y con mínimos riesgos una mejoría o desaparición de arrugas superficiales, atenuación de arrugas profundas, mejoría o desaparición de manchas solares o de la edad, mejoría de cicatrices y del acné, piel más lisa, luminosa y con apariencia más joven.