911274463 / 647633854 javierpedraz@aedv.es

Esta técnica consiste en administrar factores de crecimiento de las plaquetas de la propia sangre del paciente dentro de la zona del cuero cabelludo donde se quiere recuperar o aumentar la densidad del pelo.

Para ello, el primer paso es la extracción de sangre del brazo del paciente para centrifugarla y obtener el plasma rico en plaquetas (PRP) Una vez obtenido el PRP, el dermatólogo lo aplica en el cuero cabelludo a través de microinyecciones directamente en el área donde se observa afinamiento y pérdida de cabello. Finalmente, el paciente se marcha tranquilamente a casa.

Esta técnica se realiza de manera estéril, por lo que se descartan problemas como la transmisión de enfermedades. Además es un proceso ambulatorio que se realiza en la misma consulta médica, por lo que el paciente puede continuar con su vida normal tras la inyección del PRP.

Se ha observado que sirve para activar la raíz del pelo, mejorar la calidad del cabello y detener la caída. Por lo que cada vez más hombres y mujeres recurren a esta técnica para solucionar su problema de alopecia.

La cantidad y periodicidad de las sesiones varía de acuerdo a cada caso. En general, se recomienda realizar una sesión al mes durante tres meses consecutivos. Dependiendo de los resultados, se aconseja repetir alguna sesión de mantenimiento a los 3, 4 o 6 meses.