PSORIASIS

19-psoriasis

Se trata de una enfermedad multifactorial. Individuos genéticamente predispuestos, tras ser expuestos a diversos factores desencadenantes, desarrollan ciertas alteraciones en las vías inmunológicas que conducen a la psoriasis.La presentación clínica depende del tipo de psoriasis: vulgar, guttata, invertida, pustulosa, eritrodérmica y ungueal.

  • La psoriasis vulgar es la forma más común y frecuente, representando el 80% y el 75% de todas las psoriasis en adultos y niños respectivamente. Se caracteriza por la aparición de placas cutáneas bien delimitadas, eritematosas y cubiertas por escamas gruesas plateadas. Se distribuyen de forma simétrica en las áreas de extensión de las extremidades (codos y rodillas), zona sacra y cuero cabelludo.
  • La psoriasis guttata es más frecuente en los niños y adolescentes. En la mayoría de los casos aparece tras una infección de vías respiratorias altas, generalmente producida por Streptococcus pyogenes. Se caracteriza por la aparición brusca, de placas eritematosas y descamativas del tamaño de una gota (menor de 1 cm) por todo el cuerpo. La mayoría de veces es autolimitada.
  • La psoriasis invertida se denomina de esta forma por tener una afectación inversa a lo habitual en la psoriasis. Se caracteriza por áreas eritemato-descamativas que afectan a zonas de pliegue como axilas, área inframamaria, inguinal, perineal, genital e interglútea.
  • La psoriasis pustulosa se caracteriza por la aparición de pústulas estériles (vesículas llenas de pus). Entre los factores desencadenantes destaca el embarazo, retirada brusca de corticoides, infecciones y fármacos (anti-TNF- α).
  • La psoriasis eritrodérmica es aquella en la que el eritema afecta a más del 90% de la superficie corporal. Se trata de una forma grave con riesgo de infecciones y alteraciones hidroelectrolíticas, por lo que requiere cuidados especiales.
  • La psoriasis ungueal. Entre el 10-80% de los pacientes con psoriasis tendrá afectación ungueal, pudiendo ser la única manifestación hasta en el 10% de los casos. La presencia de psoriasis en las uñas conlleva mayor riesgo de padecer artritis psoriática.